Animales

Mi perro me sigue a todos lados?

Pin
Send
Share
Send
Send


Después de adoptar a un perro y, si nunca hemos tenido uno antes, podremos percatarnos rápidamente que el animal no deja de seguirnos allá dónde vayamos. Quizás esta situación te incomode o únicamente buscas una respuesta a su comportamiento. Por ese motivo, en ExpertoAnimal vamos a explicarte las causas que generan esta conducta en el perro.

Descubre a continuación por qué tu perro te sigue a todos lados, qué significa realmente este comportamiento y algunos detalles importantes que deberías conocer como propietario. ¡No te lo puedes perder!

El perro, un animal social

Los perros se caracterizan por ser animales muy sociables, un rasgo que además se ha buscado y potenciado durante su domesticación y crianza. Por ese motivo, no es de extrañar que busquen constantemente nuestra atención y afecto, incluso más que hacia otros miembros de su misma especie.

Los perros ven en nosotros una figura de referencia que les aporta seguridad. Especialmente en lugares pocos conocidos para él, es totalmente normal que nos siga, tanto para no perderse como para seguir teniendo a su lado esta figura que es una "base segura" para ellos, algo que influye directamente en su bienestar.

Ya dentro de casa, el perro nos sigue para ver qué actividades realizamos, una forma más de enriquecer su día a día y salir de la monotonía. Aún así, también es posible que nos sigan para asegurarse que podrán recoger algunas migajas que se nos han caído en la cocina o para tratar de participar en aquello que hagamos.

Los perros tienden a seguir a quienes les proporcionan las comodidades o los privilegios dentro y fuera de la casa. Además hace falta añadir que un perro no solo seguirá a un propietario por todo aquello material o físico, esta conducta está marcada, además de todos estos privilegios, por el amor y cariño que le proporcionamos.

¿Qué hacer si nuestro perro nos sigue a todos lados y no nos gusta?

Si has decidido adoptar a un cachorro o a un perro de la protectora de animales ya adulto, es normal que observes este comportamiento de manera exagerada. Debes preguntarte si esta actitud te molesta o no, y lo más importante: si es fruto de algún problema de conducta. Muchos propietarios se sienten cómodos al sentir el apoyo del perro detrás suyo, otros en cambio no aceptan la perpetua y silenciosa compañía de la mascota.

Sigue estos consejos si quieres evitar que tu perro te siga siempre:

  1. Para empezar a trabajar, tu perro debe aprender dos órdenes básicas: que son sentarse y quedarse quieto. Aprender todo tipo de órdenes básicas para perros es fundamental para que entiendan qué esperas de él.
  2. Utilizarás siempre el refuerzo positivo en el adiestramiento de estas órdenes. Deberás tener paciencia y constancia. Recuerda que un perro estimulado mentalmente será un perro sano y feliz. Por ese motivo, además de enseñarle órdenes básicas indispensables para su rutina diaria le generarás más confianza y poco a poco observarás un descenso de la actitud dependiente. Prémiale siempre que se lo merezca y haya realizado un buen trabajo.
  3. Acepta su compañía. Recuerda que un perro es un animal social. Deja de jugar con él si te hace daño o si estás cansado pero no evites relacionarte a menudo con él. Enséñale órdenes y trucos y felicítalo si juega con otras mascotas. Es muy importante que se sienta socializado y feliz.
  4. Puedes intentar menguar la dependencia hacia ti adoptando un segundo perro en un refugio.

Recuerda siempre que la actitud natural del perro es la convivencia en grupo. Aunque existan perros más distantes y otros que se muestran más apegados todos necesitan relacionarse y disfrutar de la compañía junto a otros humanos y perros.

Cuando seguir se convierte en un problema de conducta

Más allá de nuestra actitud favorable o desfavorable hacia que nuestro perro nos siga a todos lados, existe otro factor que influye en este comportamiento y que es muy importante que se trabaje: la ansiedad por separación. Si no se trata, la ansiedad por separación genera en tu perro una personalidad insegura, desconfiada y temerosa, lo que puede conllevar la aparición de otros problemas de conducta.

Si crees que el comportamiento de tu perro es exagerado y que puede padecer algún problema de conducta, te recomendamos que repases algunos de los síntomas que puedes observar en el perro:

  • Cuando estás fuera de casa el perro se vuelve destructor, ladrador e incluso orina o defeca.
  • Te recibe de forma exagerada y se deprime cuando sabe que te marchas.
  • Comportamientos inseguros, asustadizos y dependientes.
  • Incapacidad para quedarse solo y gestionar su soledad de forma adecuada.

La ansiedad por separación es un problema de conducta grave que afecta a muchos perros. Es importante acudir a un profesional para que diagnostique correctamente este problema y nos de las pautas adecuadas para solucionarlo. Para ello puedes consultar con un adiestrador, un educador canino o un veterinario especializado en etología.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro me sigue a todos lados?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Respuestas

Mejor respuesta: Es muy normal que el animalito te siga, para ellos nosotros somos sus lideres y tienen que seguirnos adonde quiera que vamos.
Mis dos perros tambien lo hacen, uno mas que el otro, el weimaraner es mas dependiente de nosotros que el pinscher miniatura, en el sentido de que este ultimo espera por nosotros en el sillon de la sala en el caso de que estemos en otra habitacion o durmiendo con la puerta cerrada, mientras que el weimaraner se sienta frente a la puerta y en muchos casos llora si sabe que estamos despiertos o viendo tv, leyendo, etc. y no salimos a atenderlo.

Es una cuestion de formas de ser, ya que al igual que nosotros, los perros tienen su manera, pero la educacion juega un papel importantisimo en este caso y en verdad, por el bien de tu animalito, es bueno que lo hagas un poco independiente ya que de esa manera evitas la llamada ansiedad por separacion.
Hablarle firme es la clave, tu postura siempre de mando y no ceder ante la mirada triste cuando estes dando una orden, ya que, con eso no lo estas ayudando,
Ellos siempre nos siguen a todos lados, pero puedes ensenarlo, sacarlo de paseo para que queme energias, comprarle juguetes para que se entretenga, etc, etc. cualquier cosa es buena para tratar de que tu perrito sea un poco mas independiente.
Ve THE DOG WHISPERER y aplica lo que dice ya que el aborda este tema en algunos de sus programas, eso te ayudara.

¿Por qué mi perro me sigue cuando voy al baño?

Conoces a tu perro, convives con él y seguro que más de una vez te habrás preguntado por qué te persigue a todas partes cuando estás en casa. Parece que no quiere dejarte tranquilo. Tienes que entrar al cuarto de baño por una 'urgencia', te estás duchando, estás sentado en el inodoro o lavándote los dientes y ya sabes que va a aparecer por allí para ver qué estás haciendo.

Él nunca entra en el baño si tú no estás. Sin embargo, cuando tú entras, él irá contigo, se sentará a tus pies y simplemente esperará. Se trata de una conducta de lo más tierna que repiten nuestras mascotas y lo cierto es que tiene su psicología.

En Wamiz, hablamos con todo un experto en comportamiento animal, el veterinario y biólogo Felipe Vázquez Montoto, del Centro Veterinario CatDog, que nos da las respuestas que tanto nos preguntamos. Ya sabemos que nuestro perro es un amigo fiel y que siente por nosotros un amor especial e incondicional. Entendemos, pues, que es una de sus formas de demostrar este cariño y damos por hecho que cuando nos sigue al baño nos está transmitiendo su lealtad y así se siente integrado en la familia.

Y no nos equivocamos, pero también hay que saber que obedece a otras razones. "El perro nos sigue al baño por dos razones principalmente:primero, porque le gusta estar acompañado, y segundo, porque le da ansiedad por separación y la sufre cuando no está el dueño". Nunca se cansarán de demostrar que son nuestros mejores amigos. Si además mueven el rabo, nos están haciendo ver que su felicidad es total.

Ansiedad por separación

El perro te está diciendo que te quiere. Lo hace cuando intenta pasar tiempo en tu habitación (estés tú o no), cuando duerme en tu cama (o al menos lo intenta), cuando se echa a tus pies. ¡y también cuando te acompaña al baño! Es su mejor manera de decirte que quiere pasar tiempo contigo y que no le importa que no hagas absolutamente nada con él. Como si quieres dormir durante todo el día, él es feliz con el simple hecho de estar a tu lado, aunque siempre le gusta que le digas palabras cariñosas, que le acaricies y que juegues con él.

No hay que olvidar que los perros son animales de manada. Son seres sociales. Les gusta estar acompañados. Por eso, se sienten infelices y vulnerables cuando se quedan solos. Puedes intentar enseñarle a quedarse solo, pero si estás en casa va a querer pasar todo el tiempo contigo. Ellos no entienden que quieras estar solo. De hecho, creen que te están haciendo un favor acompañándote al baño. Además, se colocan deliberadamente lo más cerca posible de ti por si necesitas algo.

Según un estudio de la Universidad de Princeton, la tendencia de los perros a relacionarse y a seguir a los humanos está en su genética. Estas corrientes aseguran que no fueron las personas quienes eligieron a los perros como animales de compañía por sus capacidades cognitivas, sino al revés: los perros eligieron a las personas.

En cualquier caso, la razón principal, como bien nos recuerda Felipe Vázquez, es que "nuestros perros se aburren mucho cuando no estamos en casa". Los que tenéis largas jornadas laborales podéis dar fe de ello. No quiere perder ni un segundo contigo sí estás en casa, lo que incluye también el baño. Por eso, cuando se desarrolla una actividad cotidiana en el hogar, el perro también quiere ser parte de ella."Los perros son animales a los que les gusta estar acompañados, por eso, incluso cuando estamos bajo el mismo techo, el perro nos seguirá".

Mi perro me sigue a todos lados: Protección

También quiere protegerte. Te sigue para asegurarte de que estás a salvo. Sienten que mientras estás en el baño puedes estar indefenso, por lo que se coloca junto a ti y mirando hacia la puerta, atento, por si pudiese acechar algún peligro. En este momento, su función es de auténtico 'guardaespaldas', aunque también aceptan caricias mientras realiza su particular 'tarea de vigilancia'. Al mismo tiempo, siente que te están apoyando en tu 'misión'. Los perros sienten que es importante cuidar del territorio propio ya que es uno de sus bienes más preciados.

Cuando andas por tu casa, él te acompaña -incluido al baño- porque siente que está 'custodiando' a tu lado y se ve en la obligación de hacerlo. Esto explica porque se pone en modo alerta e incluso belicoso cuando un extraño llama al timbre.

Los perros no entienden de privacidad sino de protección. El concepto de manada está tan arraigado que lo que quiere es que el grupo no se disperse, de ahí que te acompañe allá donde vayas, y al baño mucho más, pues también se despierta en él un cierto instinto de protección en momentos en el que tú estás, a su manera de verlo, más vulnerable ante ciertos peligros. Es un acto de puro instinto. Lo puedes comprobar cuando la situación es a la inversa: cuando tu perro hace sus necesidades en la calle notarás que también se siente frágil y te mira mientras las hace.

Mi perro no me deja solo ni un segundo: Curiosidad

Hay algunos estudios que apuntan a una tercera razón por la cual tu perro te sigue al baño: pura y simple curiosidad. El perro siente que está en su casa, su territorio, y le gusta estar pendiente de lo que haces en cada estancia. Le gusta ser parte del proceso. Así pues, ya sabes que cuando estés en casa vas a tener un 'espía' a tiempo completo, incluso cuando estés en el baño.

Y no vas a poder librarte de él fácilmente. Aunque cierres la puerta, lo tendrás tras ella gimiendo o rascando e intentando entrar. Al final siempre accedes a dejarlo pasar. Él suele sentarse o tumbarse en el suelo esperando a que tú acabes.

Solo podrás 'librarte de él' si le aportas una distracción. Muchas personas les dan un juguete o una pelota de premio para entretenerle un rato mientras haces lo que tienes que hacer en el baño. Así te ahorras posibles lloros en la puerta del servicio. Y si no deja de hacerlo, simplemente acéptalo. "No cuestiones su devoción, solo disfrútala", como bien recuerda la veterinaria Kathryn Primm en su estudio sobre este tema.

Por último, y a modo de resumen, hacemos una reflexión final: que tu perro te siga al baño se explica como una conducta instintiva de supervivencia, natural y de amor incondicional. Es su forma de protegerte y sentirse parte de ti. Así que, por mucho que pueda molestarte, hay que entender la psicología de tu perro y saber que lo único que intenta es acompañarnos para protegernos.

¿Qué debes hacer si quieres que deje de seguirte al baño?

Tu perro te acompaña al baño pero eso no te gusta porque ese tipo de comportamiento se ha vuelto incómodo para ti. Entonces sólo debes hacer una cosa: no le prestes más atención.

La atención que le das al perro cuando te sigue, aunque le estés diciendo que no lo haga, refuerza esa manera de comportarse. Castigarle tampoco será la mejor solución, pues no entenderá porque lo haces. Simplemente dale su espacio y hazle saber que no siempre podrá seguirte a todos lados.

¿Cómo hacerlo? Una de las mejores opciones es cerrar la puerta del baño. Puede que al principio llore o ladre desde fuera, pero con el tiempo entenderá que vas al baño y que vuelves en poco tiempo por lo que dejará de acompañarte.

¿Y qué pasa si no deja de hacerlo? En ese caso deberás de aceptarlo tal como es y acostumbrarte a que tu perro vaya contigo al baño. Al fin y al cabo es una muestra más de su cariño y lealtad hacia ti. En caso contrario, necesitarás la ayuda de un profesional para cambiar esa conducta del can.

Una peluda marcación personal

Quizá la explicación más científica de por qué los amigos de cuatro patas van tras sus dueños por toda la casa habría que buscarla en una versión “aggiornada” de que, como sus ancestros los lobos, siguen al jefe de la manada. En este caso, sus propietarios.

Pero los peludos de hoy en día no son animales que siguen al macho alfa y se someten sin chistar a su jerarquía para asegurarse la supervivencia.

En realidad, los perros eligen ir tras la persona que les resulta más amable. Aquella que, sin duda, les proporcionará todo lo que necesitan para sentirse cómodos, seguros y queridos. Y además, saben distinguir muy bien entre quienes andan por la vida con buena predisposición hacia los otros y los que solo miran su ombligo.

¿La pregunta ‘por qué el perro me sigue por todas partes’ es una constante en tu vida? Te contamos algunos datos para que puedas convivir sin problemas con todo el caudal de afecto que tu peludo tiene para darte.

Motivos por los que tu can va detrás de ti por toda la casa

Desde una mirada más sensible pero que no se aleja de la realidad, la respuesta a la pregunta del millón -“¿por qué el perro me sigue por todas partes?”- es, sencillamente, porque te ama.

Tu peludo te quiere tanto que necesita estar contigo a cada momento para percibir tu olor amigable y escuchar tu adorada voz. Va tras de ti por todos lados porque quiere que:

  • Lo mimes
  • Le digas cosas bonitas
  • Juegues con él

Por el mismo motivo está pendiente de tu regreso al hogar. Y es así que te recibe lleno de alegría, a saltos y moviendo la cola. Como bien sabrás, son muchas las formas que los canes tienen para demostrarnos su afecto, aunque algunas puedan parecer excesivas.

La comida, entre las causas para que te siga tu peludo

Aunque también debemos ser sinceros y afirmar que tu perro también te persigue por un motivo bien concreto y material: conseguir alimento.

Está pendiente de cada bocado que te llevas a la boca y de cualquier migaja que pueda caer al suelo. Y da por hecho que no perderá oportunidad para pedirte siempre un poco más de comida.

Por eso es importante que no cedas a su mirada suplicante cada vez que tú ingieres un bocadillo. Debes tener mucho cuidado en este aspecto, que los problemas de obesidad pueden estar a la vuelta de la esquina. Recuerda que el veterinario es quien mejor te puede aconsejar sobre calidades y cantidades adecuadas en relación al alimento de tu amigo de cuatro patas.

Algunas soluciones para que no vivas interrogándote “por qué el perro me sigue a todos lados»

Para que no debas preguntarte por enésima vez por qué tu mascota va siempre detrás de ti, lo importante es que pongas reglas claras durante la socialización y el entrenamiento. Tu peludo debe relacionarse sin inconvenientes con otros animales y personas. Y también debe aprender -a través del refuerzo positivo- a responder a algunas órdenes básicas, como “sentado” o “quieto”.

Aunque, en algunos casos extremos, quizá se deba recurrir a un especialista en conducta animal para que lleve las cosas a cauces más normales.

Es que tampoco hay que olvidar que los perros son seres muy sociables, que buscan de forma constante la compañía de sus humanos. Por tal motivo, si pasan mucho tiempo solos, pueden llegar a padecer estrés, ansiedad por separación y otros problemas de comportamiento.

Así que aquellos que no son muy afectos al pegoteo, quizá deberían optar por otra mascota. Aunque mejor sería que se rindan ante la evidencia del cariño, a veces abrumador, que nos prodigan los canes.

Fuente de la imagen principal: Andrea Aguirre.

Instinto de manada

Siempre se habla de que cómo el perro procede del lobo (Canis Lupus), posee un instinto que le hace seguir al macho alfa de forma incondicional, cómo fiel miembro de su manada.

Pero hoy en día es cómo decir que los humanos prefieren dormir en la selva porque es su instinto de simio. Vamos, que poco tiene que ver con la realidad lo del instinto de manada de tu perro.

Motivos por los que el perro te persigue

Está demostrado que los perros siguen a una persona por cariño, por amor. Ellos saben quien es su “humano”, el qué les da de comer, les hace mimos, les acaricia, etc. Y por eso, es por lo que se ponen tan contentos cuando regresamos a casa.

Ese mismo amor, hace que tengan la necesidad de estar a nuestro lado. Así se sienten protegidos, cómodos y queridos. Es el motivo por el que nuestro perro nos persigue por toda la casa, por todos lados.

  • Lo alimentas para que no pase hambre
  • También le cuidas para que esté sano y limpio
  • Lo mimas, lo acaricias y juegas con el

Los humanos controlamos mucho nuestros sentimientos pero los perros no pueden, por eso si vamos al salón querrán venir al salón con nosotros y si vamos al baño, también querrán venir ¿qué es eso de intimidad? jajaja.

Las ganas de comer también influyen

Además de su gran corazón, no debemos olvidar que los perros tienen un olfato increíblemente desarrollado y un apetito insaciable. Es decir, además de tener siempre hambre, pueden oler la comida de forma mucho más intensa que nosotros.

Por eso si les cae algún bocadito de vez en cuando, es normal que nos acompañen también constantemente, sobre todo si es camino de la cocina ¿Quien no le ha dado o le da normalmente un poquito de su comida?.

Cómo evitar que nuestro perro nos persiga por casa

Personalmente veo un error monumental regañar a nuestro perro si nos persigue, es cómo si le regañásemos por querernos, algo absurdo. Por eso la solución pasa por algo mucho más sencillo, el entretenimiento.

Con mis perros nunca falla y es que la comida puede más que el amor en algunas ocasiones jeje. Prueba a darle a tu perrito algún snack que le guste y dile que se lo coma tranquilamente en su cama.

A mis perros les funciona muy bien los “nervios”, son nervios de toro, buey o animales similares, que están secos. Al ser duros se entretienen un buen rato royendo para comerlos, así que se quedan entretenidos en sus camitas.

Puedes probar con huesos especiales para perros o con algún juguete en el que puedas poner algo de comida, cómo el conocido “KONG para perros”.

¿Puede suponer un problema de conducta?

Todo depende de cómo se comporte cuando no estemos en casa. Sabrás que tienes un problema cuando llegues de vuelta y tu perro haya mordido algún mueble o destrozado algún cojín o similar.

Cuando un perro que se queda solo en casa realiza destrozos, es porque suele padecer mucha ansiedad por la separación con su humano, lo que le termina excitando en exceso haciendo que pierda el control.

En caso contrario, que nuestro perro nos persiga no supone realmente un problema. Más que el echo de no tener intimidad, si esto te molesta, simplemente aplica alguno de los trucos que te he comentado y disfruta 😉

Recuerda siempre que aunque tu pienses que es una mascota, para el eres toda su familia.

Pin
Send
Share
Send
Send