Animales

Cómo cuidar a un perro anciano - Guía completa

Pin
Send
Share
Send
Send


La vejez es una etapa más en la vida del perro, no una enfermedad. Sin embargo, hay algunas claves para cuidar a un can anciano en casa. Sacarle a pasear, vigilar su alimentación, darle el cariño que precisa e incrementar los chequeos veterinarios es fundamental. Convivir con una mascota mayor puede aportar experiencias enriquecedoras y placenteras, aunque conviene tener en cuenta que no todas las razas de perro envejecen igual y a la misma edad.

Ejercicio diario para cuidar del perro anciano

Los cuidados cotidianos que nuestra mascota reciba durante la juventud marcarán de forma determinante su salud durante la vejez. Los paseos diarios, claves para el bienestar del perro, deben mantenerse cuando este se hace mayor. El perro senior necesita sus largos paseos y los juegos para mantenerse en forma y cuidar de su salud, tanto física como mental.

Un perro mayor necesita un mínimo de treinta minutos de actividad física diaria

Un perro senior sano necesita un mínimo de treinta minutos de actividad física diaria para mantenerse, y envejecer, de forma saludable. Las caminatas son una buena forma de conseguirlo.

El ejercicio moderado del perro mayor puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas como la artritis, que ataca a las articulaciones de nuestro animal. Tenga en cuenta que la actividad física reduce el riesgo de que el perro padezca sobrepeso durante su vejez.

Alimentación rica en fibra y vitamina C para la mascota senior

La alimentación que el perro haya recibido a lo largo de toda su vida juega un papel protagonista para cuidar su salud en la vejez. "El cuidado de los animales mayores empieza desde el nacimiento, ya que la alimentación y las medidas preventivas de salud que adoptemos desde que el perro es un cachorro influirán definitivamente en la esperanza y calidad de vida de sus últimos años", remarcan en la clínica veterinaria Vetersalud, que cuenta con una red nacional de hospitales para perros.

La dieta del perro debe adaptarse a su edad, ya que los perros mayores, como las personas, precisan cuidados especiales cuando envejecen. Con los años, son posibles las complicaciones en los dientes del perro o ciertas enfermedades. Además, el cuerpo de un perro anciano trabaja a un ritmo menor que el de un perro joven, por lo que su dieta debe contener un menor aporte energético, puesto que la actividad física se reduce. Para evitar el sobrepeso, los veterinarios recomiendan reducir alrededor del 20% la cantidad de calorías que ingiere el can.

El perro senior necesita sus largos paseos y los juegos para mantenerse en forma y cuidar de su salud, tanto física como mental

En general, los piensos y latas de perro senior siguen estas recomendaciones, ya que proponen para esta edad un alimento específico bajo en calorías y rico en fibra, que les sacia. Estos preparados para el perro mayor son a menudo ricos en proteínas, con el fin de contrarrestar la pérdida de masa muscular que aqueja al perro anciano.

Para retrasar el desgaste cerebral, conviene aumentar la cantidad de vitamina C, ya que actúa como antioxidante. Algunos lípidos (fosfatidilserina) ayudan a mantener las neuronas activas.

Mimos para nuestro amigo mayor

Los mimos, cuidados, palabras de cariño y muestras de afecto hacia nuestro perro son importantes durante todas las etapas de la vida del perro, pero en especial durante su vejez. Las caricias regulares logran que la mascota sea un animal feliz.

Contar con una cama mullida es otro de los mimos que requiere un perro mayor. Una superficie acolchada cuidará de las articulaciones del perro, que en ningún caso debe dormir en el suelo.

El envejecimiento está relacionado con la genética del perro

La convivencia con un perro anciano puede aportar experiencias intensas y beneficiosas. El perro se hace mayor y nos necesita más que nunca. Conviene recordar, no obstante, que no todos los canes se hacen mayores a la misma edad.

La vejez es una etapa más en la vida del can, no una enfermedad

"Marcar la edad a la que podemos considerar que un animal empieza a envejecer es un hecho meramente estadístico. Se considera que los perros entran en la tercera edad según sus razas y sus tamaños", explican desde la clínica veterinaria Vetersalud.

"El envejecimiento no se manifiesta a una edad ni con un tamaño concreto, sino que está relacionado con la genética del perro y con la calidad de vida que haya disfrutado", añaden desde Vetersalud. Mientras que un perro de raza pequeña, hasta los diez kilos en su etapa adulta, puede convertirse en un can senior a los doce años de edad, a menudo, las mascotas de mayor tamaño envejecen antes.

"Los perros de raza mediana suelen considerarse ancianos cuando rondan los 11 años, mientras que un can de raza grande, hasta 45 kilos, puede serlo con apenas nueve años", aseguran desde la clínica veterinaria. Por su parte, los canes de razas mayores, denominadas gigantes porque en esta etapa pueden superar los 45 kilos de peso, se consideran ancianos cuando cumplen ocho años.

Un perro de raza pequeña puede convertirse en un can senior a los doce años de edad, mientras que las mascotas de mayor tamaño, a menudo, envejecen antes.

La mascota senior necesita largos paseos y juegos para mantenerse en forma y cuidar su salud, tanto física como mental.

Para evitar el sobrepeso, los veterinarios recomiendan reducir alrededor del 20% la cantidad de calorías del perro anciano.

Las caricias regulares logran que la mascota sea un animal feliz.

Hay que aumentar los controles y chequeos veterinarios del perro anciano.

¿Cómo se cuando un perro es viejo o anciano?

Existen muchos detalles que podremos apreciar en nuestro perro para determinar cuando se ha convertido en un perro mayor. Aunque una de las características más notorias es la aparición de canas en su hocico.

Cuando las canas comienzan a cubrir el hocico de nuestro perro, es señal de que ya es mayor y en breve se convertirá en un perro anciano. El estado de anciano llega cuando su hocico está prácticamente cubierto de canas y además también comienzan a aparecer en su cabeza.

La reducción de energía también es un signo claro de vejez en perros, dejarán de ser tan activos y se volverán mas tranquilos. Aunque eso no significa que no quieran salir a pasear y saludar a otros perritos.

Los cambios de comportamiento en el hogar también son típicos en perros mayores, se vuelven mas cariñosos, mas familiares y en ocasiones incluso comienzan a tener miedo a quedarse solos, desprotegidos.

Los perros de razas grandes tienen una estimación media de vida de unos doce años, mientras que los perros de razas pequeñas tienen una estimación de vida de quince a veinte años. Dependiendo de cómo sea tu perro, su vejez comenzará a partir de los ocho o nueve años, o a partir de los doce o quince.

La alimentación para perros ancianos

Muchos perros llegan a su edad adulta con problemas dentales, debido al desgaste de los mismos durante todos los años anteriores. Por eso elegir un pienso que sea blando y se mastique con facilidad, es la mejor opción para ellos.

Además la alimentación de un perro anciano debe contener alrededor de un veinticinco por ciento menos de calorías metabolizables, ya que el reducirá también considerablemente su actividad física y no queremos que engorde.

Engordar supondrá un grave problema para sus articulaciones y su circulación, por eso es tan importante elegir un buen pienso para perros “Senior” o “Mayores”. Aunque ya sabrás, que la mejor alimentación es siempre la natural, conocida cómo Alimentación BARF.

Si optas por el pienso, recuerda, que sea bajo en calorías, que contenga una buena cantidad de condroprotectores (para sus articulaciones) y antioxidantes, sin olvidar que las croquetas sean blandas.

Incrementa tus caricias en perros mayores

Los perros ancianos tienden a adquirir más miedos y a sentirse en cierta forma desprotegidos, por lo que debemos incrementar más aun si es posible, nuestro afecto hacia ellos.

Darles mimos a diario y demostrarles lo felices que somos con ellos es fundamental para que se sientan queridos y aceptados, pero sobre todo, en su edad adulta.

Incluso te recomendamos que comiences a darle masajes a tu perro anciano, para relajar sus músculos y además afianzar vuestros lazos afectivos. Puedes aprender desde: Cómo dar un masaje a un perro.

Por otro lado, es normal que alguno perros ancianos pierdan el control de su vejiga y sin querer, orinen en casa o en sitios donde jamás lo hubieran echo antes. Recuerda que debemos regañarles nunca, solamente usaremos el refuerzo positivo.

Regula el ejercicio de un perro anciano

A un perro anciano debemos tratarlo cómo a un cachorro, nunca debemos forzarle a correr ni ejercitarse, tampoco a dar grandes caminatas / paseos ni mucho menos a jugar cuando el no quiera.

Simplemente debemos mantener nuestra rutina de paseos con el, pero dejando que el marque el ritmo. Si se cansa y quiere sentarse a oler cosas, nos sentaremos con el, si quiere caminar despacito, iremos despacito, etc….

La mejor forma de cuidar a un perro mayor durante los paseos, es dejando que el nos diga como quiere dar los paseos, cuando quiere jugar, etc… respeta a tu perro mayor, deja que el sea quien mande.

Aumenta las revisiones veterinarias

Lamentablemente los perros ancianos no tienen la misma vitalidad que los perros jóvenes, y una pequeña infección o enfermedad puede convertirse en algo muy grave para ellos, ya que sus defensas no son lo que eran.

Para prevenir cualquier tipo de problema, debemos prestar un poco más de atención a su salud y programar una serie de visitas rutinarias al veterinario. Aunque el no se encuentre enfermo, simplemente para realizar revisiones y cerciorarnos de que todo está bien.

Algunas de las enfermedades más comunes en perros ancianos son:

  • Cataratas / Ceguera
  • Displasia de codo o cadera
  • Problemas de sarro en sus dientes
  • Aparición de artrosis canina
  • Problemas cardiovasculares / circulación

No significa que todos los perros ancianos las padezcan, sino que son comunes en perros con cierta edad.

Adapta tu hogar para un perro anciano

Los perros mayores no son tan resistentes a los cambios estacionales, ni al frío, ni al calor…. Por eso debemos adaptar un buen lugar dentro de casa para el, donde podremos una cama cómoda y blandita para el.

Si estamos en verano y hace mucho calor, debemos procurar poner su lugar de descanso en una zona fresca (siempre cercana a nosotros) para que se sienta bien. Si estamos en invierno, haremos lo mismo pero buscando un lugar más cálido, donde pueda dormir calentito.

Incluso es buena idea poner dos camas, una en nuestra habitación para que pueda dormir junto a nosotros por las noches y otra en el salón, para que pueda estar con nosotros cuando estemos en casa.

Deja siempre agua fresca a su disposición y algunos juguetes para que se entretenga cuando el quiera mordisquearlos. recuerda que a los perros ancianos, aunque menos, también les gusta jugar.

Y cuando llegue su momento, no dejes que te vea triste, simplemente comparte con mucho amor sus últimos días. No dejes de leer: Cómo afrontar la muerte de un perro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cambios en el apetito de los perros más viejos

Los perros ancianos están menos interesados en comer. Puede que no se queme la misma cantidad de energía, por lo que su apetito disminuye naturalmente. Puede haber muchas razones para la pérdida del apetito, tales como problemas de la boca o dientes, por lo que si de repente cambia el comportamiento de tu perro, es mejor consultar un veterinario para comprobar su estado de salud.

La clave para alimentar bien tu perro senior es encontrar un alimento lleno de nutrientes que tu perro disfruta. Buscar un alimento que ayudará a minimizar el estrés en las articulaciones y cuidar de los dientes y la digestión.

Alimentación horaria para perros más viejos

Como el envejecimiento de los perros generalmente les provoca menos apetito que en sus amigos más jóvenes, podría ser útil para dividir sus comidas en dos o tres veces. Probar un horario de mañana y de noche o un tradicional desayuno, almuerzo y cena.

Alimentándolo solo en momentos concretos, la comida en el plato no parecerá "abrumadora", además es probable que esté más fresca y más atractiva. Una alimentación horaria tiene el beneficio añadido de aumento del metabolismo que ayudará a tu perro a mantener un peso ideal. Mientras que el calendario podría decir que tu perro está listo para jubilarse, podría ocurrir que su cuerpo no lo esté todavía.

En EUKANUBA hemos realizado una extensa observación con perros reales mostrando que nuestra nutrición excepcional, junto con la atención adecuada, puede ayudar a que perros vivan más tiempo de la típica vida útil * de la raza. Alimentándolos con comida elaboraba para cada etapa vital, los ayudarás a sentirse jóvenes.

Después de todo, hay muchísima vida aún por vivir.

* Excepcional longevidad en Labradores (15,6 años) se define como un + 30% de vida más que la típica esperanza de vida de 12 años.

Pin
Send
Share
Send
Send